viernes, 19 de abril de 2019

CONTROLA EL GAS INTESTINAL NATURALMENTE.



El gas intestinal, la flatulencia, los pedos o los vientos fuertes son una parte natural del proceso digestivo.

Este gas inodoro, aunque a veces vergonzoso, es el resultado de una buena digestión. Cada día nuestro cuerpo produce de una a tres pintas de gas que es finalmente expulsado.


El gas intestinal está compuesto de oxígeno, nitrógeno, hidrógeno, dióxido de carbono y metano. Si notamos un olor desagradable, es porque el gas contiene otros compuestos, incluyendo sulfuro de hidrógeno y amoníaco.
La bacteria que vive en nuestro tracto intestinal es la que produce la mayoría de los gases intestinales. Digiere los alimentos que comemos, principalmente azúcares, almidones y celulosa.

Cuando los azúcares ingeridos no se descomponen adecuadamente, pueden fermentar y producir gas al pasar a través del intestino delgado. Las contracciones del intestino delgado impulsan este gas a través del intestino grueso, donde es expulsado por el recto.

Esto evita que el gas se acumule en el cuerpo, lo que puede causar calambres. Algunos alimentos producen más gas que otros. Algunos alimentos saludables como frutas, verduras, avena, frijoles y guisantes son a menudo los peores ofensores.


Estos alimentos tienen un alto contenido de fibra soluble. La fibra retarda la digestión de los almidones en el intestino delgado, lo que favorece el aumento del gas.

La fibra, sin embargo, tiene muchos beneficios, incluyendo la promoción de un tracto digestivo saludable, la regulación de nuestro azúcar en la sangre y el mantenimiento de los niveles normales de colesterol.
Normalmente pasamos gases unas catorce veces al día. El gas intestinal sólo se considera excesivo si se expulsa más de veinte veces al día. Si alguien se queja de exceso de gas, pero no lo está pasando más de veinte veces al día, entonces algo más puede estar sucediendo.

Tal vez la preocupación real es el olor fétido de su gas, la incapacidad de retener el gas, o incluso un problema de ensuciamiento de su ropa interior cuando el gas está siendo expulsado.

Afortunadamente, hay una serie de remedios de salud naturales y alternativos que podemos probar y que pueden ayudar a reducir o eliminar la vergüenza del gas intestinal de nuestras vidas.

Recomendaciones para el Bienestar
Evite alimentos como frijoles, brócoli, col, espárragos, café, huevos, pescado, ciruelas pasas, rábanos, dátiles, higos - o edulcorantes artificiales como el sorbitol - que pueden promover la producción de gas.
Limite los alimentos altos en grasa. Las grasas retardan la digestión de los alimentos a través del estómago y el intestino delgado. Evite la leche y los productos lácteos, especialmente si sospecha que tiene intolerancia a la lactosa.
Trate de tomar una enzima digestiva o un tónico amargo digestivo antes de las comidas para ayudar a mejorar la digestión de los carbohidratos.
Se ha demostrado que las tabletas de carbón activado, cuando se toman antes de una comida, reducen en gran medida la formación de gases.
El jengibre, ya sea fresco o en forma de tabletas, es útil para aliviar la flatulencia. La hierba gatera y el hinojo son hierbas que a menudo se utilizan para aliviar la hinchazón y reducir los gases intestinales.
Nature's Sunshine's Anti-Gas Formula contiene una mezcla de hierbas que ayudan a los esfuerzos del cuerpo para expulsar el gas.
La suplementación con probióticos como acidófilos y bifidófilos apoya a las bacterias sanas en el tracto digestivo y mantiene a raya a las bacterias productoras de gas

No hay comentarios:

Publicar un comentario

SI ERES EL MAS GUAPO DE TUS HERMANOS ENTONCES FUISTE CONCEBIDO POR AMOR Y NO POR CALENTURA

TU HERMANO FEO SOLO FUE UNA CALENTURA DE TUS PAPÁS Estudios han revelado que las parejas que tienen mas de 1 hijo no siempre lo hacen...

Entradas populares